Skip to content Skip to footer

Wine Rock Tour 2015: anécdotas en el frío

Más de 10 horas de vinos, música e invitados topísimos resumidas en estos puntos.

Por Juliana Argañaraz

Por quinto año consecutivo la bodega Monteviejo, con su enólogo y rockstar Marcelo Pelleriti, nos ofreció un maridaje perfecto por su simpleza: vino y rock, sin más vueltas. «Tu copa, la montaña y el rock» es el eslogan de este evento que se abre lugar como un clásico del otoño de Mendoza.

Nadie que sea amante del vino, o del rock, o de ambos, quiere perdérselo y, a pesar de que algunos no pudieron afrontar el alto costo de las entradas, cientos de mendocinos y turistas llegaron a Clos de los Siete, en Tunuyán, desde el mediodía del sábado hasta pasada la medianoche, cuando Catupecu Machu cerró el día.

 

Fernando Ruiz Díaz (Catupecu Machu) y Débora Dixxon dicen «salud».
Fernando Ruiz Díaz (Catupecu Machu) y Débora Dixxon dicen «salud».

 

Ernestina Pais.
Ernestina Pais.

 

Bobby Flores y Nicolás Pauls (foto: gentileza de Lorena Lorca).
Bobby Flores y Nicolás Pauls.

 

Desde las 14 pasaron por el escenario The Cellars –la banda de Pelleriti–, 4º Espacio, Rano Sarbach & Debora Dixxon, Jaime Torres y Los Pericos, antes del gran final con Catupecu Machu.

Las montañas, marco ideal para este despliegue, se extrañaron bastante ya que el cielo estaba gris y unos nubarrones casi negros ocultaban toda vista posible, una pena para los invitados que no tienen el gusto de apreciarlas todos los días.

Aquí un resumen de las más de 10 horas que pasamos en Monteviejo el sábado:

Boquitas pintadas. El vino fue obviamente la estrella del día. Las creaciones de Marcelo Pelleriti hicieron de antídoto contra el frío y con el correr de las horas las sonrisas violáceas delataban a los que hacía mucho que no soltaban su copa de tinto.

 

La fuerza de Catupecu Machu, en vivo.
La fuerza de Catupecu Machu, en vivo.

 

Con lágrimas y todo. El líder de Catupecu Machu recibió en el escenario a Mariana, una joven sordomuda que «cantó» junto a la banda el tema A veces vuelvo. Fernando Ruiz Díaz estaba notablemente emocionado y no paró de hablar del tema (su hermano Gabriel sufre una discapacidad tras su accidente) hasta varios temas después. «Ayudemos a esta gente, no seamos pelotudos», dijo para dejar bien claro el mensaje.

 

Aunque hacía frío, algunos le pusieron onda a sus abrigos.
Aunque hacía frío, algunos le pusieron onda a sus abrigos.

 

Estampa cool junto a las viñas.
Estampa cool junto a las viñas.

 

Congelados. A pesar de que al mediodía el sol asomó y nos esperanzamos con un día tibio, solo fue un amague y el cielo gris y la temperatura baja reinaron durante toda la jornada. Por suerte el rock y el vino ayudaron a combatirlo.

Revelación. Marcelo Pelleriti y su hijo fueron invitados al escenario por Ruiz Díaz para cerrar el Wine Rock. El enólogo en el bajo y «su vástago» (como lo llamó el líder de Catupecu) en la batería, rockearon con una improvisación junto a la banda y al agite del público.

 Más largo que ancho. Una vez más los ilusos creímos que se respetaría la agenda propuesta por la organización del evento, que preveía el inicio del show de Catupecu Machu a las 19.45 por ejemplo, y no arrancó hasta cerca de las 22. Los que nos quedamos hasta el final salimos de Monteviejo cerca de la una de la mañana. Para mí, una falta de respeto.

 VIP. Dolores Barreiro y Matías Camisani (canoso y entrado en años, pero siempre divino), Nicolás Pauls, Ernestina Pais, Bobby Flores (con su hijito) y Coti Sorokin fueron algunos de los famosos invitados al evento, aunque, a excepción de Bobby y Coti, se mezclaron poco con nosotros los mortales. Claro que en la VIP estaba mucho más calentito que afuera.

Winter style. El frío atentó también contra los looks de los asistentes al Wine Rock. «¿Estilo o comodidad?» se habrán preguntado todos cuando se levantaron el sábado y vieron el frío que hacía. «Con todas las ruanas que tengo y no traje ninguna» se lamentaban las señoras en el baño. Los mejores atuendos quedaron sepultados bajo tapados, bufandas y capas. Igual todo muy cool.

 

Ellos le pusieron elegancia por las hileras.
Ellos le pusieron elegancia por las hileras.

 

Matías Camisani bebió vino y gotas de sol mendocino.
Matías Camisani bebió vino y gotas de sol mendocino.

 

Catering para todos. Los menúes de la chef Graciela Hisa, a cargo del patio de comidas, se llevaron también todos los aplausos, especialmente porque este año los precios fueron más bajos que en ediciones anteriores. «Por dos fichas ($80) me comí un plato de carne a la olla abundante, caliente, muy bueno; el año pasado $90 me alcanzaron para un sánguche nomás», escuché por ahí.

Rockero. El Ministro de Turismo Javier Espina estuvo en Monteviejo desde temprano y ya avanzado el show final (alrededor de la medianoche) todavía se lo veía por ahí rockeándola. El secreto de su buen humor: asistir solo, sin encargadas de prensa o de protocolo que le marcaran los modales o le coordinaran entrevistas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Wine Rock Tour 2015: anécdotas en el frío - Inmendoza