Skip to content Skip to footer

Mucho más que un café: 4 cafeterías que de tradicional, no tienen nada

Te proponemos alternativas a tus desayunos o media tardes fuera de casa; lugares que rompen con el molde tradicional y que le brindan un valor agregado a tu experiencia cafetera.

Salir a tomar un cafecito siempre es plan; todo se convierte en una fiesta que despierta los 5 sentidos: tener una taza calentita en las manos, sentir el aroma del café, probar las delicias dulces y saladas que lo acompañan y contemplar relajados el solcito otoñal mientras disfrutamos de nuestro pedido.

Esta experiencia es reconfortante y la amamos pero para que sea más especial e inolvidable, queremos recomendarte 4 cafés que además de regalarte el momento cafetero delicioso, te proponen «algo más» para que tu vivencia tenga un giro de 360°. 

Cafés que «rompen el molde»  

Si sos un asiduo visitante de las cafeterías, de esos que ya saben qué pedir, lo consumen y se retiran para seguir con el día; dejanos contarte que hay opciones para que visites y hagas y veas muchas más cosas que, solamente, tomarte un buen café.

Mononito en Vivero Lunta

Las mañanas y las tardes ya no son las mismas en Luján de Cuyo, desde hace unos meses son hermosas porque Monono y Lunta se fusionaron para crear un Mononito dentro del vivero ubicado en Vieytes y Ruta 60.

 

La experiencia es ideal porque mientras contemplas árboles, aromáticas, plantas de interior y de exterior de Lunta, disfrutás de un cafecito de especialidad con pastelería de otro mundo como cookies, alfajores, budines, tortas, chipá, tortitas y medialunas. O al revés mientras esperás por tu pedido, vas en búsqueda de hortalizas o plantines de huerta o flores comestibles para sumarle a tu jardín.

Es una vivencia descontracturada y chill en un entorno único; allí podés llevar tu compu para hacer ese pendiente que te quedó o reencontrarte con tus amigos y hasta brunchear los sábados con quien vos quieras. Ese día es exclusivo, Mononito monta su cocina entre las plantas y ofrece los sándwichs tibios, panes de masa madre y tostones de la carta clásica de Monono.

Lunta te recibe con una pérgola rodeada de verde y con el cafecito al aire libre para que vivas un momento especial. Abre de lunes a viernes de 10 a 18 y los sábados, de 10 a 14:30 hs.

Paloma Coffee Roasters en la tienda y taller de Ana Simionato

Paloma es uno de los cafecitos favoritos y estamos seguros de que lo será aún más para aquellos que adoran la cerámica y la decoración del hogar. Y es que la cafetería tiene su versión boutique en el espacio de Ana Simionato.

El complemento de las propuestas es fabuloso. En Aguinaga 1436 de Chacras de Coria conviven los granos de café de diferentes orígenes (tostados y perfilados allí mismo), la deliciosa pastelería y los panificados con las artesanías producidas en el taller.  

 

Se puede ir a degustar un café de especialidad mientras recorres la tienda de vajillas y demás artículos de decoración del hogar. Aunque se puede elegir por un plan que sucede una vez al mes donde se fusionan ambos mundos. 

 

Se trata de la «tarde de café y cerámica», un workshop para realizar tu propia pieza de cerámica mientras disfrutás de un menú de Paloma. Es un momento diferente, relajado y con risas que culmina con una degustación de café filtrados. 

Los locales abren de martes a sábado de 9 a 13 y de 19 a 20.30 hs.; los domingos, de 9 a 13 hs.

MTA Coffee propone un mundo de experiencias 

Esta cafetería es la elegida para pasarla bien y disfrutar de la cafeína y de las demás propuestas que «rompen con el molde» de lo tradicional. Porque al entrar en ella encontrás un mundo de experiencias diferentes y complementarias. 

En el corazón de la Ciudad (Av. Perú 765), este café al paso le brinda a los aficionados la oportunidad de explorar diversas facetas de su personalidad. Sí, sí. Y es que tiene mucho más que una carta con granos de especialidad y opciones gastronómicas tentadoras como su chipá prensado, las cookies de elaboración propia bien variadas al igual que los alfajores de diferentes rellenos.

 

El plan es crearle una experiencia al cliente y amigo, que se encuentre con un lugar que es más que una cafetería. Y es así que crearon su propia marca de ropa, su vino Malbec y sus tours con bicicletas eléctricas que alquilan allí mismo, por hora, medio día o día completo. 

Al entrar al mundo MTA ya deseas estar usando alguna de las remeras y buzos que se lucen en el perchero y que tienen toda la onda. Además, su vino es ideal para llevar o para descorcharlo allí mismo. 

 

Pero eso no es todo, si uno llega al final del salón se encuentra con una «plaza», con su espacio al aire libre en donde cada persona toma su café en el mood que desee: reunión de amigos, en solitario, con su computadora o con su animal de compañía. Allí suelen tocar bandas locales y hasta se desarrollarán propuestas culturales y artísticas craneadas en conjunto con los chicos de Parca. 

Este café que promueve el autoservicio, regala aventura al crear un tour en bici que incluye desayuno en el lugar, pedalear por bicisendas hasta una bodega en Chacras de Coria, degustación de vinos y al regresar, un rico almuerzo en la Ciudad. 

 

Abren de lunes a sábado, de 08 a 21 hs. y van a donde quiera que vayas porque tienen  opción de Take Away. 

Café y arte en la Mansión Stoppel

Desde junio del 2021, el Museo Carlos Alonso – Mansión Stoppel tiene su propio café que invita a todos a vivir algo único. Un momento especial de contemplación de exposiciones de arte y -antes o después- tomarse un café en un entorno arbolado, al aire libre.

La propuesta es vivir una experiencia completa que vincule el arte, el patrimonio y los sentidos, gracias a la gastronomía, la conectividad y la música ambiente. Los espacios de la mansión construída en 1912 -y reinaugurada en 2018- ofrecen comodidad, calidez y una concepción armónica que resalta las obras que en ella se exhiben.

La carta de cafetería tradicional está preparada para amenizar la visita al museo que alberga muestras de referentes locales que sirven de antesala a la comprensión del genio artístico mendocino, representado en la obra de Carlos Alonso.

Facebook
Twitter
LinkedIn