Skip to content Skip to footer

Así se construye el estilo

Una diseñadora (Jessica Kessel) y un bartender (Seba García) nos cuentan los secretos de cómo conseguir personalidad con sus creaciones

Los dos parecen personajes de una película. Podría ser de un film de Pedro Almodóvar o de Tim Burton. Quizás ella es más almodovariana que él. Él se parece a Johnny Depp en la piel de Ed Wood. Lo que ambos tienen en común es la búsqueda de un estilo.

Sebastián García, el bartender más destacado de la Argentina,  y Jessica Kessel , dueña de la marca de zapatos JKShoes, en vuelo rasante por Mendoza, dejaron su impronta de la mano de Campari en las charlas #manualdestilo.

Para ella la cuestión fue «Moda vs. Estilo». Para él, el tema fue contarnos cómo ser un caballero de la barra.

Impecable, engominado, con un atuendo vintage de pantalón y saco ajustados, flaco,  alto y con las manos de un mago, Seba García adora las formas de los años 50, «época en que la gente de Buenos Aires se enchulaba para salir a beber», dice parsimonioso y prepara sus «herramientas» para armar el cocktail perfecto. Un paño blanco pulcro, los vasos, su colador fetiche, hielo y la bebida para preparar un «coloradito».

Mientras hace su trago explica detalle a detalle los secretos para ser un elegante bartender que marca la diferencia. Su secreto fue ir a contra corriente y rescatar esas viejas costumbres que le enseñó su maestro. «Entonces si vos ves que la barra está atendida por tipos desalineados y yo me visto bien, el cliente se fijará seguramente en mí. En gastronomía siempre hay que ser pulcro», asegura.

García es por sobre todas las cosas un gran invento de sí mismo, un gran comunicador de su estilo. Autoproclamado @soyelcantinero, dice que un cantinero espera y agradece la llegada del cliente, un bartender es estrella. Paradójicamente lo dice él que es una estrella de la coctelería argentina.

Ex jefe de Frank’s , que gracias a él logró el puesto 36 de los mejores bares del mundo, también llevó la barra de Nicky Harrison, bajo el auspicio de marcas como Chivas y ahora Campari.

La tendencia en las barras son los productos nacionales que surgen como Cristalino, un destilado de peras que se hace en Río Negro, o sidras artesanales que «son mejores que los espumantes malos”.

La moda es pasajera, el estilo está en la esencia de quien uno es. Esto diría Jessica Kessel, la chica que pasó de ser una empleada pública a tener su propia empresa con sello y marca personal.  Para ayudarte a encontrar tu estilo personal Kessel cuenta cómo fue el proceso por el cual dejó la vida sedentaria de la oficina para canalizar su talento creativo diseñando zapatos, o «piezas de arte» como prefiere llamar a sus diseños únicos.

«Si hay algo que te gusta y te mueve, lo vas a terminar haciendo», nos asegura Jessica y confiesa que desde siempre los zapatos fueron su debilidad. El problema es que le costaba encontrar los que le gustaran, así que decidió diseñarlos ella misma. Clásicos y algo retro, de cuero y colores en combinaciones osadas, definitivamente muy visuales, los zapatos JK tienen el estilo de las tiendas de autor que definen al barrio porteño de San Telmo.

Enamorada de los años 20 y con  padres anticuarios Kessel creció rodeada de muebles art déco, pinturas y objetos que han creado su propia cosmogonía de donde se nutre para imaginar cada zapato.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Así se construye el estilo - Inmendoza